Parlamentarias de Gobierno pidieron urgencia al proyecto de ley que le permite a la Junta Nacional de Jardines Infantiles fiscalizar

Tramitar con urgencia el proyecto de ley que busca proteger de forma efectiva a los menores que van a jardines infantiles, a través del aumento de atribuciones de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), fue el objetivo del encuentro que esta mañana sostuvieron las diputadas Karla Rubilar (RN), María José Hoffmann y Mónica Zalaquett (ambas UDI), con los ministros de Segpres, Cristián Larroulet, y Harald Beyer, de Educación.

“No puede ser lo mismo poner un restaurant que poner un jardín infantil. Necesitamos las atribuciones legales para poder fiscalizar y sancionar”, apuntó la vicepresidenta UDI, María José Hoffmann.

Respecto de la respuesta que dieron los ministros, la diputada Zalaquett informó que ésta fue positiva: “Hemos tenido una muy buena recepción por parte de los ministros Harald Beyer y Cristián Larroulet con respecto a poner urgencia al proyecto de ley que hemos patrocinado junto a la diputada Rubilar. Lo que buscamos es que mejoremos las facultades fiscalizadoras de la Junji, con respecto a los jardines infantiles para evitar que sigan ocurriendo abusos al interior de estos recintos”, apuntó.

Según explicó la diputada Rubilar –autora de la moción presentada hace cerca de un mes-, “hoy tenemos más de 200 mil niños que van a jardines infantiles particulares y que no tienen ningún requisito mínimo para funcionar”.

En esta línea, la parlamentaria RN explicó que “nos hemos reunido con los ministros Larroulet y Beyer para solicitarles apoyo a un proyecto de ley transversal que hemos presentado un grupo de parlamentarios, que busca entregarle atribuciones de fiscalización y de sanción, incluido el cierre, de jardines infantiles en caso de fallas y faltas graves, como las que hemos visto en los últimos días”.

La diputada RN enfatizó la importancia de tramitar esta iniciativa con celeridad, puesto que –sostuvo- “no puede ser que en este país haya más regulación para las antenas celulares y sea más fácil abrir un jardín infantil que una botillería. Nuestro país tiene que cambiar y respaldamos fuertemente la labor que está haciendo la directora Francisca Correa en la Junji, pero creemos que necesita ayuda legal para tener las atribuciones legales para proteger de mejor manera a nuestros niños”.

Asimismo, las parlamentarias solicitaron que la Superintendencia de Educación –en trámite en el Senado- cuente con una división pre-escolar, lo que fue confirmado por el titular del Mineduc.

“El ministro Bayer nos aseguró que gran parte de los problemas de fiscalización que tiene actualmente la Junji, se van a terminar cuando entre en vigencia la Superintendencia de Educación, ya que ésta tendrá una unidad que se encargará especialmente del los jardines infantiles”, comentó Zalaquett.

“Otro de los aspectos que los ministros nos aseguraron que se comenzará a poner en práctica es que el funcionamiento de los jardines infantiles sea entregado por la Junji, y no que dependan de la entrega de una patente de la respectiva municipalidad, como cualquier negocio que se instala”, puntualizaron.

Antabuse

Deja un comentario